17 març 2008

CARTA, OPINIÓ D'UN INTERNAUTA QUE SEGUEIX EL NOSTRE BLOG

El fenómeno de las Plataformas

Un ejemplo reciente de la efectividad de las demandas vecinales ha sido la Plataforma en Defensa de la Terra Alta, dónde este fin de semana se ha llevado una votación vecinal para decidir si o no a la instalación de un parque eólico en la serra dels Pesells a Horta de Sant Juan (Terra Alta). Ganando finalmente el voto vecinal del No y forzar a “su ayuntamiento” a hacer marcha atrás y plantar cara a la empresa que ya se frotaba las manos ante un morrocotudo negocio de poner “hélices” en un paisaje ancestral, único en una Catalunya cada vez más acorralada y desprotegida por mantener su riqueza natural: las montañas.

En este punto me vienen a la memoria desde el ámbito local de Montcada, si todos esos planes urbanísticos hoy en ejecución, como la Zona 21, debieron o tuvieron que ser consultados previamente por aquello de “la salud democrática” y la transparencia que tanto se llenan los politicos de proclamar en épocas de elecciones y en impresos programáticos. Todo eso, pasadas las campañas de elecciones, son agua de molino.

Qué esta pasando en estos últimos años? las plataformas estan creciendo “como enanos” principalmente en ayuntamientos de izquierda, tambián nacionalistas, etc. Acaso estamos asistiendo a la inoperancia de aquello que en la edad alta de la dictadura franquista se multiplicaron y proliferaron como las setas: las asociaciones de vecinales.

Hoy no hay ninguna duda, son las plataformas las han tomado el relevo a las inoperantes Asociaciones de Vecinos (con algunas honrosas excepcionalidades) toman, como decía, las iniciativas vecinales en cuanto algo o alguien amenaza los intereses generales de la vecindad.
Los ayuntamientos en vez de mostrarse transparentes se han convertido en opacidades en una gestión que aún contando con el voto ciudadano no sigue los pasos a las demandas de sus vecinos, han vuelto su cara a los intereses económicos y empresariales, vean sino cuando Montcada ha estado tan proclive a constructoras y promotoras... “Cuando el río suena agua lleva”.

En Montcada ya han tomado la iniciativa la formación y organización de diversas plataformas y por lo que se esta viendo y demostrando no creo que acaben, todo lo contrario, creo que surgirán más, a menos que los “ayuntamientos ” reaccionen y se pongan las pilas, cosa que sinceramente no creo, puesto que parece que el conjunto de la clase política haya abandonado uno de sus principios fundamentales: estan en un mar, en naufragio de ideas, de ética y de ideología.

Necesitamos una Montcada verde y no un largo eslogan de intencionalidades que solo sirven para querer y no poder. Hace falta coraje y enfrentarse ante los cantos de sirenas de promotores y “benefactores” que sólo buscan su provecho.

Ciertamente estamos inmersos en una crisis de valores, lo que estamos haciendo con nuestra Madre Tierra es una aberrante realidad de una sociedad desequilibrada, dónde unos cuantos siguen teniendo todo y una inmensa mayoría les falta de todo.

Resumen: estamos ante un Mundo muy mal cuidado y muy mal repartido. No es de extrañar que sea el siglo de las ONG’s, de los movimientos ecologistas y de las plataformas vecinales, todo ello no es una casualidad, sino una realidad de un Mundo en crisis, en profunda crisis, a menos que las plataformas, las ONG’S, etc. tomen cada vez más y más, la senda de la lucha para poner coto a tanto despropósito. La ciudadanía tiene la palabra.

(seudónimo) ABEL

5 COMENTARIS (clica i escriu els teus):

Anònim ha dit...

muy buena esta reflexión, la suscribo toda, solo una pequeña cosa, lo que esta en crisis no es el mundo, yo mas bien diria la clase politica.
Es aberrante la clase politica que tenemos.

Anònim ha dit...

Evidentment senyor Abel, la classe politica està lluny d'allò que vàrem lluitar aquells que defesaren la democràcia d'aquest país en temps díficils durant la llarga i cruel dictadura del fill de puta d'en Franco.
Quan veus els resultats creus que hem anat endarrera. Els politics, i més concretament aquells que tenim a prop, són uns "trepas" uns escaladors del poder que estan més per omplir les seves butxaques.
Els nostres pares van ser consecuents per defensar els valors de la República i ara, si fosin, estarien decebuts de tanta incompetència política.

Victòria López
(França)

Anònim ha dit...

Els politics son un reflexe de la nostra societat.
En Espanya molt corrupte es admirat i poca gent reacciona i s'organitza per a denunciar la corrupció política.
Els nostres antepassats estarien avergunyits dels nostres polítics, però tambè de la nostra societat i dels nostres valors.

Anònim ha dit...

Sí, Abel tens tota la raó. Les teves paraules són prou elocuents.
Estic d'acord i penso que hauries d'escriure més.
Gràcies per fer-me rumiar i pensar que hi ha quelcom que a casa nostra que no va bé: el nostre "democràtic" ajuntament.
Fins un cec s'adonaria d'aquest desgavell de govern.

Manel (Montcada Bifurcació)

mafalda ha dit...

Yo creo Abel que estamos asistiendo a un profundo cambio en las prioridades en los modos de lucha, en la época alta de la represión Franquista y ante la prohibición de los partidos políticos, éstos tuvieron que ingeniárselas para buscar formas de lucha que les permitieran por un lado mejorar las condiciones de vida en nuestros barrios, que estaban absolutamente abandonados, y por otro presionar de esta manera a la dictadura y se organizaron a través de las AA.VV.

A mi no me gusta cargar gratuitamente contra los políticos pues aunque los de ahora no sean los mismos, ha sido gracias a la lucha política que hemos conseguido las libertades formales en nuestro país y en ese objetivo hubieron demasiados muertos, demasiados años de cárcel, demasiado sufrimiento para que ahora nos dediquemos a descalificar a los políticos colocando a todos en el mismo saco.

Hoy las formas de lucha han cambiado, las actitudes solidarias de los jóvenes en favor de los mas débiles, organizándose en ONG´S. las actitudes espontáneas de los vecinos y vecinas que rehuyen unas formas constantes de lucha( aavv) pero que son capaces de agruparse ante un hecho puntual, Soterrament, Incineración, creando plataformas para tal fin.

Yo creo que hay lugar para la esperanza, da igual las formas que se elijan para rechazar las injusticias lo importante es pelear contra ellas, mas tarde o mas temprano sabremos diferenciar a los políticos con buenas actitudes de aquellos que intentan utilizar a la población en su propio beneficio, en la Montcada actual tenemos un buen ejemplo de lo que son políticos rechazables, por muchos votos que tengan.