12 març 2007

PASO... A OTRA OPINIÓN SOBRE LAFARGE


La Tregua de Asland

La cementera Lafarge Asland, ubicada en el barrio de Can Sant Joan, en Montcada i Reixac (Barcelona), ha dado una tregua a las ciudadanos de tan modesto y humilde barrio. Hablo del paro técnico que están realizando en las instalaciones de la Cementera para colocar nuevos filtros de partículas. Como si de una gran batalla por salvaguardar los derechos fundamentales de la salud y la dignidad de las personas se tratase, no puedo dejar de alegrarme por este alto el fuego. Este hecho, junto con los huracanados vientos que han azotado el barrio los últimos días, y las escasas pero efectivas lluvias, ha hecho que el nivel de partículas en suspensión en el aire se reduzca considerablemente, hasta el punto de desaparecer casi por completo. Nuestros coches son unos medidores muy fiables del nivel de polvo que hay en el ambiente, por eso hago esta afirmación.

Lo que no dejo de preguntarme es, si durante este paro técnico nuestro enemigo se está rearmando, está haciendo acopio de víveres, y tras la reanudación de la actividad nos recibirá con una andanada de partículas y cenizas volantes, resultado de comenzar a incinerar lodos de depuradoras y residuos en sus hornos de clinker, material base para el cemento.

No entiendo como el alcalde de Montcada i Reixac, sr. Arrizabalaga (PSC), vicepresidente de la Entitat Metropolitana del Medi Ambient, presidente de la Sociedad Municipal Montcada Óptima y miembro del Consejo de Administración de TERSA (Tratamiento y Selección de Residuos) permite que a los habitantes de Can Sant Joan nos exterminen poco a poco. Quizá es por aquello de que pese a unos pocos muertos, hemos conseguido salvar la integridad del Imperio, que como en toda batalla, sacrificando unos pocos peones mantenemos el beneficio del resto, y es con esta explicación, que entiendo porqué es conveniente contaminar nuestro microclima, con cenizas volantes, metales pesados y partículas nocivas para nuestra salud: para poder gestionar las basuras y residuos de Barcelona y de los municipios colindantes y con su poder calorífico fundir rocas y materiales de aporte para hacer un cemento de calidad con el que continuar especulando con zonas verdes y terrenos rústicos. Ahora lo entiendo sr. Arrizabalaga & Cia, el Imperio seguirá creciendo a costa de nuestra salud y nuestras vidas, pero a ustedes les da igual, porque habrán cumplido con el papel que la historia de Montcada i Reixac les tenía reservado.

El Llanero Solitario

2 COMENTARIS (clica i escriu els teus):

Anònim ha dit...

Sí... LLanero Solitario: Esta es la filosofía del fascismo postmoderno "sacrificar a unos pocos-muchos peones en beneficio del resto" a ritmo de carne de cañón o "merienda de negros". NUNCA HABRÁ UNA VERDADERA TREGUA CON LA CEMENTERA LAFARGE ASLAND HASTA QUE NO SE VAYAN A ALGÚN SITIO DESÉRTICO!
Luki

Anònim ha dit...

La curiositat que tenim els veïns és de quina manera ens vendran ara el viatge a París pagat per la no saben qui però que te a veure alguna cosa amb la cimentera.

El peó Negre
Pla d'en Coll