3 des. 2006

TRANSPORTE METROPOLITANO


foto:www.montcada.org

La reciente inauguración de la línea de autobús 156 merece de entrada nuestra felicitación, puesto que contribuye a mejorar la actual y deficiente comunicación interna del transporte urbano de nuestra población.

Ahora bien, hay también prioridades, sectores necesitados que esperan disponer de un servicio mínimo de transporte público, como es el caso, entre otros, de Can Vilaró, puesto que allí el único medio de movilidad es el vehículo propio, a pie, o en burro.....

Pero esto no es todo, la EMT (Entitat Metropolitana del Transport) consciente de esa falta de servicio, no se corta y les pone puntualmente al cobro el “recàrrec del transport”. Es decir que encima que no tienen autobús te lo cobran. Eso se llama coherencia administrativa y de “buen gobierno“..... En algunos casos, los vecinos que se negaron a pagar, se les embargó sus cuentas bancarias. Conocemos varios casos, pero hay uno en concreto que por su trascendencia lo traemos aqui, dicho caso se publicó en los medios de comunicación social de Montcada y Barcelona. Se trata de una propietaria y vecina de esa urbanización, que con toda la razón del mundo, llevó su reclamación a la EMT. Estos, aún reconociendo la falta de transporte, le embargaron la cuenta y cobraron todos los recibos reclamados más los recargos correspondientes. Luego la volvieron a amenazar y reclamar otros tantos recibos impagados. Hasta el momento después de haberlo llevado a la EMT, al Ayuntamiento, al Síndic de Greuges y a los medios de prensa de Catalunya, que nosotros sepamos sigue esa reclamación por los cerros de Úbeda...

Pero esta historia no acaba aqui, dicha señora reclamó y reclamó para que el Ayuntamiento hiciera algo, solicitando la devolución del dinero embargado y la anulación de otros recibos que le eran reclamados. Para que dejaran de amenazarla con nuevos embargos, etc., al final, el ayuntamiento, para sacarse “el marrón” de encima, resolvió “magistralmente”, abrir la caja municipal y pagarle unos cientos de euros.. Así que recibió el dinero del erario público (Serveis Socials), lo ingreso en las ávidas manos de los recaudadores de la entidad del transporte. Ahora, suponemos, que la situación de esa vecina estará en un impasse, hasta el próximo recibo que emitirá a buen seguro la EMT. Según nuestras informaciones, dicha señora aspira y tiene la esperanza que algún día pueda recuperar el dinero que le embargaron de su cuenta bancaria y que hasta ahora, que sepamos, no se lo han devuelto.

Reflexión: El ayuntamiento que es miembro nato de la EMT, no podía haber presentado en su día una petición de estudio para que se realice en esa zona un servicio de autobús, y en su defecto una moratoria fiscal para todos los vecinos afectados, mientras el autobús no llegue a esa urbanización?

Si la solución optada por el Ayuntamiento es esa, abrir la caja... ¡ pues vamos bien¡... para ir a Roma.

El criterio que ha tomado el equipo de gobierno, a través de la concejalía de transporte, ha sido el camino más fácil: el clientelismo, en lugar de haber adoptado un posicionamiento político y coherente con aquello que prometen pero no cumplen: ejercitar la acción de gobierno en pro y en beneficio de los intereses generales de los vecinos, especialmente a los que carecen de servicios precarios o nulos.

Los propietarios y vecinos de Can Vilaró que hayan pagado ese “recàrrec”, tienen ahora, con toda la razón del mundo motivos más que justificados para reclamar al ayuntamiento el abono de las cantidades desembolsadas.
Si fueron capaces de abrir la caja para uno, justo será que lo hagan para todos. Como siempre pasa, las malas gestiones las pagamos los contribuyentes. Ante este agravio comparativo los ciudadanos tendremos que tomar buena nota y memorizarlo, junto con otros agravios, como el impuesto de las basuras, para recordárselo a los “políticos”, cuando vengan con el cacareo de la campaña electoral y nos expliquen las maravillas de sus programas electorales y su deseo de repetir en los sillones.

Pepito Grillo

4 COMENTARIS (clica i escriu els teus):

Anònim ha dit...

Me siento discriminada, estamos luchando en Bifurcación para no pagar ese impuesto por considerarlo abusivo y aplicado de manera arbitraria. Si han pagado desde la caja municipal a esa propietaria, es que nosotros no somos también proipietarios...¡¡
Vaya chapuza la gestión municipal, al final todo lo pagamos los vecinos.
En las proximas elecciones locales, lo tengo claro a quien votaré.
Rosa Ortíz

Anònim ha dit...

Hay que proponer a la FAVMIR que informen a los vecinos de esta gestión del ayuntamiento, es decir : "todos moros o cristianos".
M.Carrasco

Anònim ha dit...

cada pueblo tiene lo que merece montcadamarbella tanbien

Anònim ha dit...

Montcada no se lo merece, aquí se votó al Cesar con ilusión y nos equivocamos.
Ahora ya no vale la pena lamentarse, sino corregir el error y en ello estamos. De nuestro desengaño ha salido este CONFI ¡Que es una caña para los nervios!
luki